Standard de Lieja estaba a punto de amarrar un punto como visitante ante St. Truiden. Resultadazo considerando que la recta final la jugaron con 9 hombres.

Sin embargo, en el último minuto, una pésima salida de Ochoa dejó el marco abierto para que cayera el gol de Boli. Así se frustró el tercer partido invicto consecutivo del club en esta temporada.

Lee también   ¡Se pasó de belga!