Guti hizo de las suyas, una vez más. El ex del Real Madrid que ha brillado más por sus continuas peleas con los medios de comunicación que por su labor dentro del terreno de juego, desde su llegada al Beşiktaş, es ya uno de los preferidos de los medios de aquel país.

Esta nueva polémica se desató cuando Guti fue captado llegando a un “centro nocturno”. Trataba de escapar de la prensa con ayuda de algunos guardias encargados de la seguridad del establecimiento al que acudía, pero los dueños del micrófono no lo dejaban en paz buscando alguna declaración del jugador.

Guti se hartó, perdió la paciencia y amenazó a los periodistas que lo buscaban ya también en una actitud necia.

Juzguen ustedes…

Lee también   La nueva armadura de Alemania