Al parecer este balonazo que recibió un cuate de seguridad se dio en el futbol austriaco, pero lo importante aquí es la puntería para darle en el rostro al pobre tipo. Como ya bien dije, se vale sobar.

Lee también   La nueva armadura de Alemania