Maxi Pereira del Benfica quiso tomar ventaja con un saque de banda inusual y ocupó la espalda de su compañero Axel Witse como pared para poner en peligro a la defensa rival. La jugada no llegó a más pero el Benfica goleó 4-1 al Vitória Setúbal en la primera división del futbol portugués.

Lee también   Un ave sigue de cerca al Chelsea