En el futbol amateur, por supuesto también ocurren estas lamentables entradas.

Sucedió en un encuentro entre los equipos escoceses Sauchie y Bonnyrigg cuando el jugador Paul Currie del Bonyrigg, le dejó prácticamente marcados los tachones en el pecho a Darren Cummings.

Lee también   El Rangers escocés presenta nueva camiseta Retro