Genio y figura…dicen por ahí. Y para muestra, Roberto Pato Abbondanzieri quien se despidiera del futbol el sábado pasado en uno de esos duelos especiales, donde se supone que todo es alegría y buena onda, con ex compañeros que hacen la finta de que juegan pero que le permiten a la estrella que se retira hacer de todo en la cancha.

Bueno, el caso es que para Abbondanzieri, el futbol no es broma y hasta su despedida se la tomó muy en serio, tanto así que cuando su hijo entró a jugar no tuvo piedad y le dejó ir toda la pierna para que no se le escapara. Al árbitro no le quedó de otra que sacarle la amarilla ante la agresión de padre a hijo y bien pudo haber sido roja ¿eh?

Chequen el video, en él recuerdan a modo de comparación, la despedida de Enzo Francescoli donde al igual que el Pato, fue despedido con amigos e hijos, aunque en esa ocasión las cosas fueron un poquito distintas.

Lo que es un hecho, es que el hijo del Pato nunca olvidará la despedida de su papá…

Lee también   Jugaron sobre una "alberca"