Romario Baldé pasa a la historia negra del futbol por tirar uno de los «Panenkas» más malos y ridículos de la historia.

El juvenil del Benfica se quiso lucir en un partido que tenía ganado su equipo al Shaktar, esto dentro de la UEFA Youth League. Pensó que tirar a lo Panenka sería elegante y efectivo, logró fintar al portero, pero nadie le explicó que también hay que meterle algo de fuerza al cobro para que la pelota llegue a la portería. Lo más extraño es que siguió la pelota, cómo esperando que el portero se volviera loco o se lesionara.

El Shaktar empató y luego eliminó al Benfica en penales. Baldé no cobró ningún tiro en la tanda.

Lee también   Grandes jugadores que fallaron penalti a la panenka