En el futbol sueco, el jugador Mattias Mete, del Syrianska FC, simplemente la tomó como venía y así convirtió un soberbio golazo en el ángulo de su tocayo Mattias Asper, del Mjällby.

Lee también   "Superclásico"