Miren nada más cómo se prendió Lucien Favre, técnico del Borussia Monchengladbach, cuando Alexander Baumjohann, jugador del Schalke, le ganó la disputa por el balón en plena área técnica. Y es que Favre ya estaba listo para bajarlo con categoría.

Lee también   Este niñito se quedó boquiabierto al ver a Rooney