La impotencia de saber que estás con un pie fuera de la Champions League no es para menos, y más aún cuando el equipo que está a punto de eliminarte es el Mälmo. Pero hacerte expulsar al minuto 19 de juego, cuando tu equipo tiene tiempo de sobra para pensar en algo mejor, es incomprensible.

De plano Whitakker, jugador del Glasgow Rangers, no aguantó una faltita de Jimmy Durmaz y le aventó el balón, hecho que el árbitro sancionó con tarjeta roja. Al final Mälmo echó al cuadro escocés de la Liga de Campeones con un 2-1 global.

Por cierto, otro aporte incomprensible se ve en el video. ¿Por qué si el balón le pega en el hombro a Durmaz, éste se agarra la cara? Ya sabemos que es cosa del teatro futbolero, pero para qué exagerar. ¿O no?

Ustedes dicen.

Lee también   Dortmund y Apoel serían multados por mal comportamiento de sus hinchas