El defensa del Manchester United, tuvo que aventarse esta especie de acrobacia en el partido que disputó contra el West Brom y todo para evitar llevarse un trancazo con las vallas publicitarias.

Lee también   Sorpresa en Toronto