No cabe duda que estar a las puertas de un campeonato regala ciertas bondades. Si ya hubieron anuncios comerciales (discutidos, por cierto) de estrellas pegándole con el balón al poste intencionalmente, ¿por qué no hacer uso de la física en el autobús en movimiento?

Se trata del turco Nuri Sahin, joven volante del Borussia Dortmund, que toma la pelota y se la pasa de puerta a puerta a su golero y capitán Roman Weidenfeller a través de una triangulación con un puente de la carretera. Física extrema del futbol…

Lee también   Bésame mucho