El Madrid está en la final del Mundial de Clubes contra Gremio para buscar revalidar su título, luego de un duro partido contra el Al Jazira que llegó a complicarse y que no tuvo el mejor ambiente para los blancos.

La afición de Abu Dhabi colmó el estadio para ver al Madrid, pero no todos fueron amigables con las figuras merengues.

Uno de ellos, Cristiano Ronaldo, debió soportar los gritos de “Messi, Messi” para hacerlo molestar y tuvo una extraña reacción en un momento del choque, harto de oír los coros hacia el argentino. Video:

Lee también   La selección inglesa se preparó para sus amistosos como... ¡marines!