Roberto Ovelar reconoce que metió la mano.

Ayer trascendió en todo el mundo una acción de fairplay en el futbol colombiano. El árbitro marcó un penal a favor de Junior de Barranquilla, pero Roberto Ovelar reconoció que no hubo falta, que él metió la mano.

Al final autónoma ganó 2-0 a Junior. Los de Barranquilla van en sexto lugar. Los de autónoma se colgaron al décimo escaño.

Lee también   Citizens celebrando en el vestidor