El astro brasileño del Milán, Robinho, no pierde el tiempo y ha comenzado ya a enseñarle todo lo que sabe a su pequeño hijo en materia futbolística. El junior parece llevar en la sangre el toque y estilo de su padre.

Lee también   ¡Perdió las facciones!