Desde septiembre, una lesión alejó a Ronaldinho de las canchas, pero apenas regresó a los entrenamientos y no ha dejado de mostrar su magia.

Lee también   El toque maestro de Juan Arango