En un partido de la liga profesional de hockey de Rusia, la estrella del Dynamo de Moscú Alex Ovechkin, rompió accidentalmente un vidrio con la nuca, algo que impresionó al respetable y por ello le aplaudieron su “hazaña”.

Lee también   La tarde en que Chava le enseñó a Leo