Con esta fabulosa pantalla, Thiago jugador del São Paulo, vacunó una vez más al Guaicurus.

Lee también   Los dejó con cara de bobos