En el partido amistoso que disputó El Salvador contra Honduras en el Memorial Stadium Robert F. Kennedy en Washington, se armaron los golpes en un sector de las gradas entre aficionados salvadoreños.

Todo les salió mal a los aficionados y es que además de estar inmiscuidos en la gresca, su selección fue derrotada tres goles por cero.

Lee también   ¡Qué boquita Mou!