El Raja Casablanca y el Kawkab Marrakech, no pudieron terminar el encuentro que sostenían en el marco del llamado Hope Challenge y es que a escasos minutos de que iniciara el segundo tiempo, aficionados de ambos equipos armaron bronca con la policía, otros empezaron a arrancar los asientos del estadio y otros pues simple y sencillamente invadieron la cancha, lo que provocó se suspendiera el partido.

El encuentro lo va ganando la escuadra del Raja Casablanca, un gol por cero.

Lee también   Monterrey ya tiene rival para debutar en el Mundial de Clubes