Edson Montaño, del Deportivo Cuenca, agarró pajareando al portero Adrián Bone, del Nacional, y fue así que le metió un golazo a 30 metros de la portería para poner el 1-1 final. Pues en qué andaba pensando el arquero.

Lee también   Duro y dale con el Madrid-Barcelona