Shinji Kagawa se divertía con un niño y una pelota. Sin embargo, el japonés mostró exceso de habilidad e hizo túneles a granel con el niño.

En un punto, el niño sencillamente dejó de pelear por la pelota y su reacción…fue épica:

¿Exageró Kagawa o el niño?

Lee también   Brincan por Maradona