Definitivamente lo más destacado en el aburrido empate a ceros entre el Stoke City y el Aston Villa que se disputó el día de hoy , fue este tremendo empujón que le metió Gabriel Agbonlahor al réferi, Mark Clattenburg.

Lee también   Tremenda patada de ardido