Thomas Müller es un tipo muy simpático, siempre trabajador, siempre esforzado y siempre desgarbado. Un jugador que tiene más pinta de actor de película de adolescentes.

Le gusta hacer bromas con sus compañeros y eso ha ocasionado que unas cuantas veces quieran golpearlo.

Pero él sigue divirtiéndose y ahora se burló del balón de oro. Durante un entrenamiento se le pudo ver calentando con una interminable serie de bvicicletas a gran velocidad, de un lado al otro y remate con ruleta mal hecha, al más puro estilo CR7 ¿Con cuanto califican la caracterización?

Lee también   Se pone bravo con su DT