No, son Micah Richards y Joleon Lescott, jugadores del Manchester City, quienes para divertirse se echaron una especie de tochito (aunque todo terminó en puro cotorreo), portando los jerseys de los equipos que apoyarán en el Super Bowl XLVI.

Richards apoyará con todo a los Gigantes de Nueva York, mientras que Lescott se inclina por los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Por cierto, Nigel De Jong fungió como réferi.

Lee también   Tremenda fractura de brazo