El mediocampista holandés del Feyernoord, Tonny Vilhena, perdió a su madre, Jeannette Vilhena, el pasado 30 de octubre. La mujer falleció a causa de una larga enfermedad que padecía.

En el partido de este domingo pasado entre Feyernoord y PEC Zwolle, los fanáticos recibieron a Vilhena cuando este salió con el equipo para iniciar el partido. Cantaban “You’ll never walk alone” (nunca caminarás solo) y tenían luces de bengala en sus manos.

La afición del Feyernoord Rotterdam, no habían podido hacerle el homenaje, pues Vilhena no había podido jugar los últimos dos partidos de local.

Tonny Vilhena, muy conmovido agradeció a los suyos con aplausos.

Lee también   Zlatan Ibrahimovic sorprendió con su talento en la playa