Rodrigo Palacio nos demuestra que un goleador debe tener todo tipo de recursos para hacer que el balón entre a las redes, pues vean nomás este golazo.

Lee también   ¡De taquito, papá!