El presidente de Bolivia, Evo Morales, le pega tremendo rodillazo a su rival en un partido amistoso.

Lee también   Uruguay arranca bien