Las acciones se descontrolaron en Chile. La Universidad de Chile venció 4 por 1 al Audax Italiano y los jugadores no soportaron las burlas de los fanáticos rivales, con quien se encararon al final del partido.

Principalmente fue Marco Sebastián Pol, quien cuando se retiraba a los vestuarios, el jugador perdió los papeles y se subió a la reja para propinarle una patada a un aficionado que le estaba gritando algunos insultos. Afortunadamente, el fanático pudo esquivar el golpe.

https://www.youtube.com/watch?v=xE0GolA37Vk

Al final del partido, el jugador fue detenido por la Ley de Violencia en los Estadios y la sanción que podría tendrá puede ser bastante dura.

 

Lee también   Cristiano Ronaldo y el Balón de Oro