Stephan El Shaarawy anduvo de visita por Egipto y se dio el tiempo de dar clases de futbol a niños que se encontraban en la calle. ¡Todo un crack!

Lee también   Wenger, más simpático que el Chelís!