Bruno Godeau del Zulte Waregem tuvo la mala fortuna de meter este penoso autogol que abrió el marcador de una goliza que le propinó el Genk a su equipo.

Lee también   Genk le hace el feo a Rivaldo