Fue ayer. Inmenso doble play del portero del Werder Bremen, Tim Wiese. Cuatro minutos para el pitazo final, Bremen ganando 1-0, Frankfurt al ataque. Es el griego Theofanis Gekas que se queda solo pero el increíble Wiese salva su tiro a quemarropa. Y no basta porque el rebote le queda y… ¡tremenda reacción!

Lástima porque de todas formas no alcanzó la impresionante gesta del arquero, pues el Eintracht empató de inmediato y el juego concluyó 1-1, opacando la postal de Wiese.

Lee también   Cero y van dos