¡Qué imagen! Le llegó con todo, le tiró impresionante codazo y le rompió la razón y ni siquiera se inmutó… ¡nadie! Se trata de la figura canadiense del patinaje artístico, Eric Radford, quien en un intento de una pirueta triple mortal reversible… recibió todo el cariño de su pareja.

Lee también   La nueva armadura de Alemania