Otro más. Durante el partido entre Gremio y Ponte Preta Prudente, este pichón fue pisado por un defensor mientras éste perseguía a su rival. El árbitro, Rodrigo Guarizo Ferreira do Amaral, de inmediato se transformó en socorrista veterinario, levantó al ave y la entregó a uno de los encargados de cancha. Entre cámaras, micrófonos y aplausos espontáneos, el silbante optó por mostrar sumo cuidado ante la situación para no parecer un Luis Moreno cualquiera…

Lee también   Brasil - Argentina: versión alternativa