A final de cuentas este tremendo paradón a boca de jarro de Zeljko Brkic, arquero del Udinese, no ayudó del todo a su equipo, pues fueron derrotados dos goles a cero por el club Anzhi.

Lee también   Oso de Efraín Juárez