Hasta en los entrenamientos, Zlatan Ibrahimovic se da el lujo de anotar golazos.

Lee también   Amarilla a los bomberos