En la Liga MX, el joven viene pisando fuerte, y desde hace varias campañas lidera el ataque de Pachuca, uno de los equipos más potentes del país.

En los últimos meses ha sido ligado con infinidad de clubes europeos, pero decidió confirmarse una temporada más en casa antes de dar el gran paso que se supone de él.

https://s3.amazonaws.com/futbolsapiensbucket/wp-content/uploads/2017/03/hirving-lozano-amos-del-futuro.png

Nombre: Hirving Lozano

Edad: 21 años

Lugar de Nacimiento: Ciudad de México, México

Estatura: 1.74 metros

Peso: 71 kg

Posición: Extremo izquierdo, derecho

Pie: Derecho

Precio: 6.5 millones de euros (según Transfermarkt).

Equipo: Pachuca – Liga MX

Técnica 8: Tiene muy buena técnica para conducir la pelota, pero no lo destacaría como su mayor virtud como futbolista. Puede usar las dos piernas en muchas situaciones, y sus controles de balón son exquisitos.

Regate 9: Regatea muy bien. Su estilo no es de hacer muchas filigranas,  pero tiene mucha potencia y en diagonal supera a sus rivales gracias a su impresionante velocidad. Una jugada muy característica de Lozano es cuando recibe abierto y gira rápido hacia adentro para disparar inmediatamente.

Golpeo 9: Es, seguramente, su mayor virtud. Lozano es un goleador que juega en banda; un extremo muy moderno, que pisa mucho el área, pero que sobre todo, engatilla disparos potentísimos y muy colocados desde lejos. Le pega impresionante en carrera, y ha marcado golazos con ambas piernas. Tampoco lo hace mal rematando de cabeza. Este aspecto, junto a su capacidad goleadora, lo podría llevar, pronto, a la élite europea.

 

Velocidad 9: Impresiona su arrancada, pero, sobre todo, su velocidad en carrera. Una vez que recibe, y supera al primer defensor, es casi imposible detenerlo, por eso promedia casi seis faltas por partido en Liga MX, siendo el más golpeado en las últimas tres temporadas.

Asistencia 7: Le falla bastante este aspecto. Pese a que lleva seis esta temporada, le cuesta mucho trabajo voltear a ver al compañero cuando está cerca del área, sobre todo porque prefiere terminar las jugadas él.

 Futuro 8.5: Hirving llegará lejos, lo que está por verse es cómo se adapta al fútbol europeo. Suena para llegar a España y, a priori, se vislumbra como el destino más lógico. Tiene las herramientas necesarias para marcar época en el Tri; con 21 años ya tiene 13 convocatorias.

Lee también   Los Amos del Futuro: Viktor Fischer

Personalidad 8: Le pegan mucho, y a veces se lo busca con sus actitudes, pero dentro de lo que cabe, Hirving es un profesional. En su vida privada ya formó una familia, con apenas 21 años, y ha demostrado ser serio y estar bastante centrado.

Físico 8: Casi alcanza el 1,80 de estatura, y aunque no tiene mucho músculo, sí es muy potente y cuerpea con defensores sin reparo. Veremos qué tal afecta el cambio de aires cuando pase a enfrentar gente como Carvajal, De Marcos o Montoya, en caso de llegar a España.

Capacidad Goleadora 9: El gol es el mayor argumento de ‘Chucky’. Acumula 39 goles en 127 apariciones en su carrera profesional, y cada temporada va en aumento. Su golpeo es impresionante, además de que dispara varias veces por partido. El recurso que más utiliza es el disparo potente al palo contrario del portero, y su disparo lejano es de los mejores de la Liga MX, aunque también define bastante bien con ambas piernas cuando tiene que entrar al área.

Estilo de juego: 

Chucky es un extremo izquierdo con mucha tendencia interior. Pisa área, traza diagonales, y todo con el gol como único objetivo. No es un asistente, ni un ‘playmaker’, sino un delantero disfrazado de extremo izquierdo. Cuando juega por la derecha, está un poco más limitado; igual tiene buen centro, pero no puede hacer sus jugadas favoritas, y en mi opinión no funciona tan bien. Me gustaría verlo jugando por dentro más adelante en su carrera, o incluso de delantero centro, dónde ya ha jugado en categorías inferiores.

Cada temporada tiene más soltura, y ya es una fuerza muy difícil de controlar por los rivales en la Liga MX. Hace meses que se le está quedando pequeña y exige a gritos un salto de calidad, que podría ocurrir en verano, y será ahí cuando podamos medir el potencial real de Hirving.