Florian Wirtz, la perla no tan secreta del Bayer Leverkusen

Este ha sido el año del jovencito Florian Wirtz, del Leverkusen: 22 partidos de titular de posibles 26 en la Bundesliga, cuatro goles y cinco asistencias. El mediocentro sensación del Bayer Leverkusen ha explotado y se ha vuelto imprescindible.

Aún no cumple los 18 años y da de que hablar. Fue uno de los mejores negocios que hizo el club, luego de que el año pasado lo comprar por “apenas” 200 mil euros a la cantera del Colonia. Hoy su valor ha ascendido hasta 45 millones de euros.

Aún no lo llaman de la absoluta alemana, pero ya ha hecho todo el ciclo de selecciones, desde sub-15 hasta sub-21. Es un crack en franco ascenso.

Se convirtió en la aparición más precoz de la historia del Bayer Leverkusen, ya que lo hizo siendo 111 días más joven de lo que hizo en su momento Kai Havertz, quien había debutado con 17 años, 4 meses y 4 días.

La llegada de Wirtz al Conjunto de las Aspirinas, también fue parte importante su hermana Juliane, que es la defensora central del Bayer 04 femenino. Ella también tuvo el mismo camino: jugó en las inferiores de Colonia hasta llegar a la farmacéutica. A través de ella se facilitaron muchas cosas.

Ha dejado colar que le gustaría jugar en el Barcelona. Los grandes de Europa le tienen en la mira. Mientras, se divierte en un club donde es mimado y querido.

Edad: 17 años (03 de mayo de 2003)
Lugar de Nacimiento: Pulheim, Alemania
Estatura: 1.75 metros
Peso: 60 kg
Posición: Mediocentro ofensivo/ Extremo
Pie: Derecho
Precio: 45 millones de euros (según Transfermarkt)
Equipo: Bayer Leverkusen (Alemania)

Capacidad goleadora

Aunque es un gran playmaker, tiene buena capacidad de remate, en especial a media distancia. Es un rematador buen y tiene olfato de depredador. Sin embargo, insistimos, su fuerte es la creación del ataque ofensivo. 6/10

Velocidad

Es muy rápido, tiene facilidad en desborde impresionante. Es buen regateador. Es una de sus principales virtudes, no desentona cuando le toca ser un velocista como extremo en una banda. 8/10

Pegada

Tiene un buen golpeo, en especial para hacer centros de largo alcance. Ha dominado la técnica del balón largo, incluso a cambio de banda para dejar a sus compañeros solos para rematar y anotar. En el aspecto rematador, también tiene un cañoncito de media distancia. 7/10

Lee también   Los Amos del Futuro: Eric Dier

Técnica

Sus controles, los realiza siempre con la pierna más alejada del esférico, lo cual le permite salir orientado ya en la carrera hacia el ataque. El juego del futbolista alemán es eficiente. Normalmente, apoyado en ese tipo de acciones técnicas de primerísimo nivel, juega a pocos toques en sus intervenciones directas con el balón. Tiene un altísimo índice de pases correctos y pases con peligro de gol. Un cerebro, en especial cuando va de mediocentro o interior. 9/10

Regate

Estamos al lado de un fantasista, un jugador que maneja los ritmos. El desborde es su especialidad. Es difícil atraparlo sin falta en carrera. En regates en espacios amplios es realmente imparable. 8/10

Físico

A pesar de su corta estatura, pues Wirtz no es un futbolista que destaque precisamente por la altura, sabe utilizar bien su propio cuerpo para proteger y conservar el esférico en situaciones de máxima exigencia (tiempo/espacio). De hecho, en este sentido se aprecia una clara evolución en su fisonomía durante estos meses ya en la élite. 7/10

Ubicación

Es polivalente en el ataque y eso genera caos en la defensa rival. Juega de mediocentro ofensivo, su posición favorita, pero sabe hacer muy bien de extremo, por la izquierda y por la derecha. En las tres posiciones de creación lo hace de forma sobresaliente. 8/10

Estilo de juego

Wirtz, en muchas situaciones, es la pausa necesaria que le permite al equipo correr más y mejor. Wirtz es un futbolista de mucha calidad técnica, como se aprecia en sus controles, sus conducciones, sus pases y sus disparos. Respetando el perfil del sistema en el que actúa, algo clave para el buen funcionamiento general de la pizarra, Florian Wirtz se mueve bastante (sin balón) con la idea de darle al Leverkusen las mejores opciones de pase. Wirtz es capaz de provocar cosas sobre el juego incluso cuando no entra directamente en contacto con el balón, y eso se debe a esa constante movilidad mediante la cual va leyendo y ejecutando mientras transcurre el partido.