Karamoko Dembelé, un prodigio muy precoz | Amos del Futuro

Karamoko Dembelé, un prodigio muy precoz
Karamoko Dembelé, un prodigio muy precoz

Karamoko, por su nombre, sufriría mucho en las escuelas de habla hispana. Pero su particular nombre, de origen africano, en la lengua inglesa no reviste mayor signo de burla. Al contrario, Karamoko Dembelé ha despertado cierta admiración en Escocia por como se le han dado las cosas de forma prematura.

Dembélé nació en 2003 en Lambeth, al sur de Londres . Sus padres nacieron en Costa de Marfil . Su familia se mudó al norte a Escocia , a Govan en Glasgow , cuando tenía un año de edad. Dembélé, o “Kaddy”, vivió una infancia marcada por la necesidad.

El 3 de octubre de 2016, Dembelé ganó la atención generalizada de los medios de comunicación después de hacer su debut con 13 años en la Sub-20 del Celtic. Salió desde el  banco y fue incorporado al minuto 81, reemplazando (irónicamante) al jugador más joven del primer equipo en la historia del Celtic, Jack Aitchison , de 16 años . Un informe del partido en el sitio web oficial del Celtic declaró que “el diminuto creador de juegos no se veía fuera de lugar y jugó su papel en las etapas finales del partido”. En 2018 firmó su primer contrato profesional con el club a los 15 años y en este 2019, debutó en el primer equipo, tanto en Copa como en Liga con apenas 16 años.

Elegible para Costa de Marfil, Inglaterra o Escocia, esta última selección ya ha picado adelante y le ha incorporado en sus categorías inferiores, donde marcha con buen pie. Muchos clubes importantes del mundo miran el desarrollo del extremo ofensivo, con algo de recelo por lo precoz del experimento, pero con mucha atención porque lo que ha mostrado hasta ahora es realmente bueno.

Karamoko, ingresando con 13 años en un partido de la sub-20 del Celtic en 2016

 

Edad: 16 años (22 de febrero de 2003)

Lugar de Nacimiento: Londres, Inglaterra.

Estatura: 1.73 metros

Peso: 65 kg

Posición: Extremo derecho

Pie: Derecho

Precio: 500.000 euros (según Transfermarkt).

Equipo: Celtic (Escocia)

Pegada

Tiene buena pegada y es un buen rematador al arco desde distancia remota. Trabaja en la fuerza de sus envíos, pero sabe colocar bien el balón. En categorías inferiores destaca con su remate, pero sigue evolucionando para estar a la altura del nivel profesional internacional.7/10.

Técnica

El prejuicio de su fenotipo (origen africano) podría hablar de un jugador puramente físico, sin mayor referencia técnica. Pero Karamoko es todo lo contrario. Es un apreciado “play maker” que tiene un buen sentido del juego colectivo y que sabe asociarse bien para generar ataque. Algo sobrio y sorprendente en alguien de su edad. 8/10.

Lee también   Inter de Milan le gana al Celtic
Karamoko haciendo gala de su remate

Regate

Tiene una buena zancada y capacidad para regatear interesante. Algunos choques los pierde, pero es buen driblador y logra avanzar metros con sus habilidades de engaño. A veces tiene el balón un poco más de tiempo de lo debido. 8/10

 

Capacidad goleadora
Aunque es mejor pasador y asistidor que goleador, aparece con frecuencia para anotar. Viniendo de atrás, sin referencia, termina siendo un buen tanteador y con su velocidad, queda siempre en buena posición en el área para rematar.7/10.

 

Velocidad
Es bastante rápido y por eso juega pegado a las rayas, generalmente por la derecha y a veces por la izquierda. Desborda sin problema a sus rivales y tiene buena zancada. Es letal con el balón en el pie. 8/10

A sus 16 años, ya celebró títulos con el Celtic. Acá, en la final de la Copa, partido donde tuvo acción

Físico
Aunque no tiene buen tamaño, se sabe mover en las alturas: gana varios duelos aéreos por partido.  Debe mejorar los duelos personales, en especial a alto nivel, pues aún sigue trabajando en mejorar su masa muscular.  6/10.

A pesar de su corta edad, destacan su visión de juego

Ubicación:
Totalmente versátil en la zona de creación, puede ir de extremo por la derecha, la izquierda e incluso, como un enganche por el pasillo central de ataque. Los argumentos ofensivos de Karamoko no se reducen solo a la velocidad. La capacidad de pasar y habilitar le dan la tranquilidad al técnico de colocarlo detrás del punta o de los atacantes para surtirlos de balones. 8/10

 

Estilo de juego.

Karamoko es desenfadado, le gusta jugar libre y corre con la irreverencia de un adolescente. Buen pasador, creador de juego y veloz, le gusta regalar regates y otros adornos. A Dembelé le acompaña un selecto grupos de psicólogos y motivadores para que el éxito repentino no le afecte su proceso de maduración, que demás está decirlo, se ve muy sobrio en la cancha. Muchos han criticado el apuro del Celtic de hacer debutar a un chico de 13 años con la sub-20 de ese club y luego, con 16 en el equipo mayor. Sin embargo, los de Glasgow, están seguros que han dado los pasos correctos y que este prometedor jugador será de los mejores del mundo en pocos años.