Nuno Mendes, el príncipe de todo el carril izquierdo

En esta Europa de líderes poco habituales (Atlético de Madrid, Milan…) en Portugal, liga mediana , hay un equipo puntero que está dando mucho de que hablar.
Sporting Lisboa, puntero de la Liga NOS, amenaza seriamente la bipolaridad de Porto y Benfica, mandantes y alternantes durante todo el siglo XXI. No solo llama la atención porque es líder y le saca cuatro puntos al Porto, también por su forma de juego.

El equipo de Rubén Amorim juega al 3-4-3 y es una especie de acordeón que se acopla a línea de cinco cuando defiende y suma más efectivos al ataque cuando va al arco contrario. La prensa lusa y del resto del continente está fascinada con el planteamiento, a pesar de que les fue mal en Europa League.

Piezas claves de esta propuesta son los carrileros/laterales. Y hay uno que llama poderosamente la atención: Nuno Mendes.

Con apenas 18 años, Mendes tiene un físico privilegiado que le hace devorarse la raya en segundos. Llega al ataque y se suma sin complicaciones. Centra, sirve balones. Es un espectáculo.

Empezó a jugar en el FC Despertar, del Casal de Cambra, hasta que con 9 años fue descubierto por un ojeador del Sporting de Lisboa.

En 2011 comenzó su andadura en las categorías inferiores del club lisboeta y fue progresando hasta llegar a la primera plantilla y ser una de las sensaciones del campeonato portugués. Real Madrid le quiso fichar y hasta puso 45 millones de euros sobre la mesa, pero Sporting no lo dejará ir tan fácil.

Edad: 18 años (19 de junio de 2002)
Lugar de Nacimiento: Sintra, Portugal
Estatura: 1.81 metros
Peso: 78 kg
Posición: Lateral/carillero izquierdo
Pie: Izquierdo
Precio: 17 millones de euros (según Transfermarkt)
Equipo: Sporting Lisboa (Portugal)

 

Capacidad goleadora

Cuenta algunos goles con el equipo lisboeta. Aunque es más generador de jugadas ofensivas, cuando entra en el área como una lanza es indescifrable. También tiene buena pegada y por su tamaño va bien por arriba. 6/10

Velocidad

Es muy rápido, tiene facilidad en desborde impresionante. Es buen regateador y puede retroceder sin problemas. Es una de sus principales virtudes, correr con criterio pero como una gacela la banda izquierda. 9/10

Lee también   Mariano Díaz se acerca al fútbol portugués

Pegada

Tiene un buen golpeo, en especial para hacer centros de largo alcance. Ha dominado la técnica del balón largo, incluso a cambio de banda para dejar a sus compañeros solos para rematar y anotar. En el aspecto rematador, también tiene un cañoncito de media distancia. 7/10.

Nuno es un fijo en la sub-20 y espera el debut en la absoluta de Portugal

Técnica

Es un maravilloso pasador. Tiene 80% de pases buenos en la mitad rival y el 60% de los centros efectivos. Su físico va de la mano con su técnica. A muchos les sorprende tanta sobriedad a tan corta edad. En lo defensivo, aplica tackles y robos de forma muy limpia. 7/10

Regate

Estamos al lado de un fantasista, un jugador que maneja los ritmos. El desborde es su especialidad. Es difícil atraparlo sin falta en carrera. En regates en espacios amplios es realmente imparable. 8/10

Físico

De buen tamaño, domina las alturas y es veloz. También va de buena forma con los choques cuerpo a cuerpo. Su biotipo es el apreciado en las principales ligas de Europa. Es potente, tiene velocidad y fuerza, aparte de un buen tamaño . 7/10

Ubicación

Es carrillero o lateral. No ha probado otra cosa que no sean los largos recorridos por la banda, lo que hace de buena manera. No ha experimentado en otras posiciones, ni defensiva ni ofensivamente. 6/10

Estilo de juego

Con sólo 18 años, Nuno Mendes se ha convertido en un titular indiscutible para el técnico del club lisboeta, Rubén Amorim,. Sólo se ha perdido un encuentro por un hematoma en un pie y el otro, por rotaciones. Además, ya ha marcado gol. Le gusta proyectarse por toda la banda, es bueno para largos recorridos y un eficiente centrador. Es joven y atlético, muy maduro. Se devora la banda en segundos y es una garantía de que la pelota va a llegar al área rival. Aparte, se suma como un elemento ofensivo más para la superioridad numérica. Como defensa, es un excelente cortador y anticipador. Muy limpio.