Ozan Muhammed Kabak es uno de los centrales que más expectativas genera en el Viejo Continente. Despierta pasiones desde que debutara con el Galatasaray en el 12 de mayo de 2018 y desde que se convirtiera en el segundo jugador turco más joven (18 años, seis meses y 29 días) en debutar en Champions. Sólo Emre Belözoglu (17 años, dos meses y 20 días) le supera. Se le vinculó con Manchester United y Bayern… pero acabó comprometiéndose hasta 2024 aunque los rumores cuentan que el Bayern pagó buena del traspaso a cambio de asegurarlo en un futuro.

«Me sorprende lo maduro que es y las ganas que tiene de aprender. Necesitamos más jugadores de este tipo, con esa mentalidad y actitud», asegura Thomas Hitzlsperger, director deportivo del Stuttgart. “Tiene 19 años, pero sobre el campo se comporta como si tuviera 30”, asestó.

Y es que la serenidad del espigado turco no corresponde con la edad del muchacho. En especial, la prueba es dura porque Stuttgart pelea para no descender y es uno de los pocos que permanece con pie de plomo, mientras muchos de sus compañeros, siendo más curtidos, terminan siendo víctima de la ansiedad. Posiblemente, para la 20109/2020 no siga en este cuadro germano. Como guinda, es un central que va bien por arriba y anota goles.

Edad: 19 años (25 de marzo de 2000)

Lugar de Nacimiento: Ankara, Turquía.

Estatura: 1.86 metros

Peso: 79 kg

Posición: Defensa Central

Pie: Derecho

Precio: 10 millones de euros (según Transfermarkt).

Equipo: Stuttgart (Alemania)

Golpeo
Tiene buena pegada y es un gran despejador de balones. Le gusta ser pragmático en el área y en lo que pueda, lanzar la pelota lejos. Para el remate a arco rival, tiene una puntería bien aceptable.7/10.

Técnica

No es un central tosco y en toda la temporada apenas ha visto cuatro tarjetas amarillas y tiene un bajo promedio de faltas por partido (1,3 por juego). Es limpio al quitar la pelota y es bueno en los tackles, siendo uno de los mejores de la Bundesliga. Aparte, tiene buena salida con los pies y supera el 80% de los pases correctos. 8/10.

Lee también   10 jóvenes a seguir en la AFC Champions League 2017

Regate

No es su fuerte y para los centrales no hay mayor exigencia en este tópico. Sin embargo, conduce bien el balón y más de una vez le ha tocado iniciar un contragolpe desde su área y no ha desentonado. 5/10

Capacidad goleadora
Es buena para ser un central. En la Bundesliga cuenta tres goles en 15 partidos. Aparte, aún no debuta ni la sub-21 ni en la absoluta de Turquía, pero ha marcado goles en todas las categorías de selección (sub-15,16, 17 y 18). Es un peligro real al frentear, en especial en la pelota quieta.7/10.

Velocidad
Es bastante rápido para ser un central. Está difícil que le ganen las espaldas y le da buena salida al equipo. Cuando sube a rematar en pelota quieta, tiene un buen regreso a defender. 6/10

Físico
Tiene buen tamaño y se sabe mover en las alturas: gana en promedio 4,9 duelos aéreos por partido, una maravillosa cifra.  Va bien a los duelos personales, de los cuales gana el 65% de los mismos.
Está entre los diez mejores bloqueadores y entre los mejores 25 recuperadores de la Bundesliga. Un atleta muy completo. 8 /10.

 

Ubicación:
Acá no hay mayor versatilidad, pues solo se desempeña como defensa central, sea por la izquierda como por la derecha. No va bien como lateral y alguna vez hizo de cinco muy destructor sin mayor suerte. 5/10

 

Estilo de juego.

Sus estadísticas ofrecen una buena radiografía de su perfil  futbolístico. Kabak, diestro, es muy pegajoso en el cuerpo a cuerpo y un fortín en el juego aéreo. Sabe hacer vales sus centímetros en el balón parado. Ya sea en la estrategia o a campo abierto, el turco del Stuttgart -no tardaremos en verle con la absoluta- siempre va con todo y con el balón no se complica en la salida. Tiene un punto de aceleración muy útil a la hora de salir, corregir y regresar. Además, le gusta ir al suelo y anticipa muy bien en los centros laterales.