Pese a que el último clásico no fue nada gris, el duelo América-Guadalajara disputado en el Estadio Azteca fue castigado por la afición de ambos equipos. La devalución de este encuentro en los últimos años, originado por la falta de pasión y futbol entre Águilas y Chivas, también se ha visto en las tribunas del Coloso de Santa Úrsula.

El pasado fin de semana la casa de los americanistas obtuvo la peor asistencia de los últimos 12 años. Con apenas 75 mil espectadores presentes, el Clásico de clásicos no llamó la atención de muchos y así obtiene la entrada más raquítica en el siglo XXI.

De más a menos, el Estadio Azteca ya no llena como antes cuando de América-Guadalajara se trata. Poco a poco la gente fue alejándose de un partido que hace algunos ayeres propiciaba largas filas para no perdérselo.

¿Volverán los tiempos de gloria?

Lee también   Los 10 mejores defensas jóvenes del año