Bulgaria fue sancionada por incidentes racistas contra Inglaterra: ¿castigo justo o ridículo?

Foto vía Twitter.

No hay tolerancia para el racismo y la UEFA actuó. Bulgaria fue sancionada por los incidentes ocurridos en el partido contra Inglaterra, correspondiente a las eliminatorias de la Eurocopa 2020.

Pero, ¿el castigo fue justo o ridículo?

El organismo del fútbol europeo sancionó a la selección búlgara con un partido a puertas cerradas, un segundo encuentro con sanción por asignar y un total de 85 mil euros por multas tras lo ocurrido luego del 0-6 que le propinó la selección de los Tres Leones al señalado país.

En total, fueron 75 mil euros por racismo y 10 mil por «perturbaciones» de los hinchas de Bulgaria durante los himnos.

Hubo insultos de «mono» para el extremo inglés Raheem Sterling y otros jugadores ingleses y se pudieron observar saludos nazis en las gradas. El partido se interrumpió en dos ocasiones por los sucesos.

Foto vía Twitter.

El procedimiento

Al día siguiente del partido, el 15 de octubre, se abrió un procedimiento por «comportamiento racista», a causa de «cánticos y saludos nazis» realizados por una parte del público búlgaro en Sofía.

Ese juego de castigo a puerta cerrada será el último de Bulgaria —última del grupo A— en las eliminatorias a la Euro, el 17 de noviembre ante República Checa.

Ese segundo juego en el que la selección europea recibirá un castigo será tomado en cuenta durante los próximos dos años y que podría ser a puerta cerrada. Esa evaluación, básicamente, tiene que ver elegir un amistoso en casa o un partido correspondiente a las eliminatorias para el Mundial Catar 2022.

Lee también   Detienen a cuatro involucrados en actos racistas en Sofía

La Federación Inglesa también fue multada económicamente (5.000 euros) por mal comportamiento de sus hinchas durante los himnos.

Renuncias

El presidente de la Federación Búlgara, Borislav Mihaylov, había anunciado su dimisión al igual que el seleccionador Krasimir Balakov tras lo ocurrido.

Krasimir Balakov. Foto vía Twitter.

La posición de la UEFA y la FIFA

El presidente de la UEFA, el esloveno Aleksander Ceferin, había asegurado que la instancia estaba «decidida a hacer todo lo posible para eliminar el racismo del fútbol«, señalando que sus sanciones estaban «entre las más severas«.

Por su parte, el primer mandatario de la FIFA, Gianni Infantino, se mostró a favor de una prohibición mundial en los estadios para los fanáticos culpables de actos racistas, una medida que parece más severa que las que propone la UEFA pero que sería definitiva.

Para una federación, la sanción «mínima» en caso de un acto racista es un partido a puerta cerrada, parcial o total.

Si eres la UEFA y tienes la oportunidad de enviar un mensaje contra aficionados racistas, ¿tu sanción sería de un partido a puerta cerrada, otro duelo con pena pendiente y unos cuántos euros? Era la oportunidad de enviar un mensaje contundente a los racistas, pero no se aprovechó.

Foto vía Twitter.