Camerún-Egipto: Duelo de titanes por la final

Se va acabando la querida Copa África. Estuvo repleta de sorpresas y ya, en semifinales se va cerrando el embudo y hay partidos más llamativos, entre selecciones potentes. El miércoles jugarán Senegal de Sadio Mané contra el sorprendente Burkina Faso (aquí el primero es amplio favorito) y el jueves, Egipto y Camerún, los dos más ganadores de este certamen con siete y cinco títulos respectivamente, quieren su espacio en una nueva final.

El anfitrión de la Copa, Camerún, llega invicto a esta instancia. Sin embargo, como buen anfitrión, tuvo un camino más fácil que el rival para llegar hasta acá:  Burkina Faso, Etiopía, Cabo Verde, Comoros y Gambia.  Ganó todos, excepto el duelo contra Cabo Verde.

La principal novedad de los “leones” es que Olivier Mbaizo está listo para comenzar como lateral derecho el jueves después de que Collins Fai salió lesionado contra Gambia la última vez. Sería la única novedad del equipo del portugués Toni Conceição.

Aboubabkar se crece con su país

Karl Toko Ekambi del Lyon estará lleno de confianza de cara al partido del jueves después de marcar los dos goles en la victoria de Camerún por 2-0 el fin de semana. Ahora tiene cinco goles en el torneo. El extremo por la derecha se complementa muy bien con el punta, Vicent Aboubakar, que a sus 30 años, es el goleador del equipo y del torneo con seis dianas y una asistencia.

El actual jugador del Al Nassr y que dejó buenos recuerdos en Porto y Besiktas, le marcó ya a Egipto en  la final de la AFCON de 2017 que Camerún ganó 2-1 y fue el gol del quinto  título marcado al 88 tras un reñido 1-1.

Lee también   Liverpool: Mohamed Salah dio positivo por Coronavirus nuevamente
Salah y al fondo el DT portugués Carlos Queiroz. Egipto espera más de ellos

¿Podrá Salah con la carga?

Por su parte, el camino de Egipto, siete veces campeón del evento (última vez en 2010), fue más complicado que el del anfitrión. Perdió en el debut ante Nigeria, pero luego los ganó todos. Despacharon a Guinea-Bissau y Sudán para cerrar la fase de grupos, y en instancias “mata-mata”, tuvieron férreos rivales a los cuales vencieron con sufrimiento:  Costa de Marfil y Marruecos.

Egipto, que marca pocos goles, tiene obviamente a Mo Salah como figura aunque sus números no son espectaculares: El del Liverpool cuenta dos goles y una asistencia.

Egipto tiene un problema en la portería: El habitual portero titular Mohamed El Shenawy ya estaba descartado para el juego ante Marruecos y su sustituto, Mohamed Abou Gabal, salió lesionado en la prórroga. Ahora, Mohamed Sobhi, de 22 años, puede ser titular por el pase a la final.

El central Ahmed Hegazy también se vio obligado a retirarse lesionado en su victoria de cuartos de final y es duda. El extremo de Aston Villa, Trezeguet, reemplazó a Hegazy, con Ayman Ashraf cayendo en el centro de la defensa, y terminó anotando el gol de la victoria, por lo que espera ser titular, algo que reclama la prensa, luego de buenas presentaciones como revulsivo en el 4-3-3 del equipo.

Egipto es un equipo bastante guerrero y peleón, pero hará falta algo más para vencer a un inspirado Camerún.

COORDENADAS

Camerún-Egipto

Jueves, 3 de febrero. 1:00 p. m. (Hora de CDMX)

Estadio: Stade Omnisport Paul Biya (Yaoundé)

Árbitro:  Bakary Gassama (Gambia).