Caracas-Táchira: el perenne duelo entre provincia y capital es por el Clausura venezolano

 

 

Se han juntado de nuevo en un partido el Deportivo Táchira y el Caracas Fútbol Club, los dos equipos más importantes de Venezuela pero en esta ocasión para definir el título del Torneo Clausura. Era una final que necesitaba el balompié venezolano.

Como pocas veces, el formato de liguilla premia la regularidad: se enfrentan primero contra segundo de la ronda del todos contra todos y van a cerrar un torneo aciago con un partido que puede despertar el interés del aficionado vinotinto.

Hay que ponerlo en contexto: por la fuerte crisis económica que padece Venezuela, el torneo local ha sufrido una baja notabilísima en asistencias a los estadios: el promedio nacional ronda los 2000 espectadores por juego.

Aparte del tema del golpeado poder adquisitivo, hay un grave problema de transporte público, causado por la incapacidad económica de los dueños de autobuses para comprar repuestos. Entonces, las personas lo tienen difícil llegar al estadio, amén de tener vehículo particular. Y la cosa es peor con el tema de la inseguridad en partidos de horarios nocturnos, pues los robos han sido un elemento cotidiano  del paisaje venezolano, aún antes del colapso económico.

Hay que sumar que por un lapso de ocho jornadas no hubo  transmisiones televisivas  de los partidos y existieron varios inconvenientes en la realización de partidos por temas del  pésimo servicio de electricidad.

Lo cierto, es que este partido llega a buscar devolver brillo a torneo que venía en ascenso competitivo, pero que se ha visto frenado por la dura situación del país.

Clásico nuevo

Si se hace un zapping por América, la mayoría de los clásicos data de ochenta o cien años atrás. En Venezuela no. Es el Clásico más joven de la región y tiene una explicación: la constante desaparición de equipos en el país caribeño hace que exista inconsistencias en rivalidades.

Y aparte, el primer Clásico no fue el que jugaron en 1985. La rivalidad nace de una final de Copa Bolivariana, en la que Caracas ganó en la casa del Deportivo Táchira, Pueblo Nuevo, produjo una revuelta de los locales, al punto que se incendió un autobús que fue llevado al mismo terreno de juego.

Desde ese entonces, se ha desatado una fiera rivalidad entre Caracas, que es el primer equipo grande  de la capital venezolana que no representa a una colonia (como Deportivo Italia, Unión Canarias, Marítimo (portugueses), Deportivo Galicia)  y el Táchira que representa el sentimiento de la provincia, en un país donde el centralismo es notorio. Donde, en este preciso momento, se realizan cortes eléctricos en el interior del país, solo para que Caracas tenga electricidad y se eviten disturbios alrededor de las sedes del gobierno madurista.

Lee también   Fútbol de librero: Líneas de un poeta sobre el fútbol

Aunque Táchira empezó en primera división en 1975 y Caracas diez años después, los rojos en corto tiempo se convirtieron en los más ganadores de Venezuela, con 11 ligas, contra ocho de sus rivales andinos. También dominan el Clásico, aunque la ventaja es ligera: En 109 partidos, han ganado 36, empatado en 38 ocasiones  y perdido en 35.

Caracas, sin refuerzos para el Clausura, ha sorprendido a sus detractores

LA ACTUALIDAD

Táchira y Caracas, como pocas veces, representarán al primero y segundo de la ronda regular del Clausura (el torneo se juega con una liguilla muy parecida a la mexicana) y han avanzado de forma contundente en los play off.

Táchira, que jugó dos veces en el Estadio Olímpico de la UCV y ahora va una tercera contra Caracas, salió derrotado de ahí  en cuartos y semis del play off.  Primero 2-0 ante Metropolitanos y luego 1-0 ante Deportivo La Guaira. Sin embargo, en su casa, en San Cristóbal, remontaron 4-0 y 3-0 respectivamente para encontrarse con los colorados en la definición.

Los aurinegros no contarán con un líder histórico, Edgar Pérez Greco (seis goles en el Clausura)  no está para este partido por acumulación de amarillas, pero regresa el atacante Lucas Gómez, el máximo realizador, con diez. También está bajo observación el meta José Contreras con problemas de lesión.

Es interesante el semestre que ha realizado el jovencito Esli García, que cuenta ocho goles y cinco asistencias. Un volante creativo con mucha proyección.

El chico sensación, Esli García

Por su parte Caracas, también remontó un 3-1 ante Aragua en cuartos (venció 2-0 en casa) y sacó sin mayores apuros al Deportivo Lara con un global de 3-0. Para este primer compromiso no tendrá bajas, pero debe verse la evolución de su jugador más determinante, Robert Hernández, golpeado en la última salida.

Caracas, tiene en su banquillo a Noel Sanvicente, el técnico más ganador de Venezuela y ex director técnico de la Vinotinto. Ha ganado siete ligas, cinco de ellas con Caracas, y tras siete años de separación con los “avileños”, regresó hace tres temporadas para romper la sequía de diez años sin ganar la “estrella”. Esta sequía provocó que su barra brava protestara durante todo el semestre el no haber realizado fichajes para el torneo. Y aún así, se llegó a la final.

La vuelta de esta final será el domingo 08/12 en Pueblo Nuevo. El ganador, enfrentará a Estudiantes de Mérida (campeón Apertura), un histórico del fútbol caribeño, en la final absoluta de la Temporada 2019 el 11 y 15 de diciembre.

 

COORDENADAS

Caracas-Táchira

Domingo 1 de diciembre, 5:00 p. m. (Horario de Ciudad de México)

Estadio: Olímpico de la UCV, Caracas

Árbitro: Por Anunciar.