Actualmente luce abandonada y fantasmal, pero hasta 1986, Pripyat era la ciudad de la clase trabajadora, con instalaciones maravillosas y una apariencia deportiva. Por ejemplo, Pripyat era el orgulloso hogar de una piscina olímpica y cada fin de semana los lugareños iban al campo de fútbol para alentar a los héroes locales del FC Stroitel Pripyat.

FC Stroitel Pripyat fue fundad en la década de 1970 por empleados de Chernobyl. Hoy, la planta de energía nuclear es sinónimo de dolor y tristeza, pero en los años 70 y 80 fue el centro de la economía local. Quien vivía en Pripyat, trabajaba en Chernobyl. El club Stroitel Pripyat se convirtió en el enlace social que unió a los habitantes de la ciudad y sus excelentes actuaciones le dieron un sentido de orgullo a la misma.

Escudo de Armas de Pripyat y mismo que utilizaría el club de futbol de la ciudad.

El pequeño club de aficionados logró entrar en la cima del futbol amateur. Pero en Pripyat querían más: fútbol profesional. Un magnífico proyecto se estableció en la década de 1980 para impulsar FC Stroitel Pripyat. Un proyecto en el que Chernobyl, sería la gran piedra angular para obtener el éxito deportivo.

La ciudad era moderna y estaba llena de jóvenes y ambiciosos soviéticos. La edad promedio de los habitantes de Pripyat era de 26 años; una ciudad modelo para un país que propagó el progreso. Para dar el paso hacia la cima del futbol soviético, el club fue apoyado por el gobierno local.

La primera selección del FC Stroitel Pripyat.

A los jugadores de fútbol que querían formar parte del Stroitel se les ofreció un trabajo en la planta de energía nuclear, quienes lo tomaron como una condicionante, comenzaron a jugar al fútbol en el club. El trabajo era uno en papel, porque los futbolistas eran tratados como profesionales completos: entrenaban y jugaban partidos.

Luego de nombrar al exdelantero del Dinamo de Kiev, Anatolly Shepel, como su nuevo entrenador y de formar una academia de futbol base, con jugadores únicamente de Pripyat, sólo faltaba una cosa más para dar el salto hacia el futbol profesional: la creación de un nuevo estadio.

Juveniles del FC Stroitel Pripyat. Una foto tomada meses antes del desastre nuclear.

Los arquitectos se pusieron a trabajar en los planes que comenzaron en los 80 y pocas semanas después comenzó la construcción del Estadio Avanhard. El complejo de concreto consistía en una plataforma principal donde los 11 mil espectadores podían ser cubiertos y una sala especial para periodistas y patrocinadores. También se colocaron soportes y se tendió una pista de tierra alrededor del campo. El estadio, que seguía siendo propiedad del gobierno, era adecuado para múltiples deportes.

Lee también   Los agentes libres rumbo al mercado invernal
Así luce hoy en día la tribuna del Estadio Avanhard.

El estadio fue terminado en el primer trimestre de 1986 y el 1 de mayo del mismo año se había fijado como la fecha para su inauguración. En la Unión Soviética comunista, el 1 de mayo era una fecha importante, porque entonces también se celebraba el Día del Trabajo. Con una ciudad llena de trabajadores, no se podría tomar una mejor fecha. Junto con la entrega del estadio, también en Chernobyl se entregaría un importante proyecto, que consistía en la construcción del reactor nuclear número 5.

Las instalaciones de lo que sería un estadio de futbol profesional, muestran el abandono de más de 30 años.

Ante los ojos de Vasily Trofímovich, una de las figuras clave en el desarrollo de la central nuclear de Chernobyl, la nueva construcción del reactor nuclear “fue tan importante para los residentes de Pripyat como el nuevo estadio de fútbol”. Lógicamente, porque el nuevo reactor nuclear significaba más trabajo. Y más trabajo significaba una economía en crecimiento. La Ciudad Nuclear se hizo más y más grande.

Cinco días antes de la apertura del estadio, el 26 de abril de 1986, el destino golpeó fuertemente a Pripyat y al mundo entero. El reactor 4 de la planta nuclear de Chernobyl hizo explosión después de una prueba fallida y las consecuencias fueron enormes. La explosión y el posterior incendio causaron la muerte de 31 personas y los desechos radiactivos se diseminaron rápidamente por la ciudad. La lenta evacuación de Pripyat comenzó más de un día después, pero el sufrimiento ya había sucedido.

La vegetación creció sobre lo que sería el campo de futbol profesional para la gente que trabajaba en Chernobyl

La ciudad quedó vacía y nunca se llenó nuevamente. El sueño del FC Stroitel Pripyat también había desaparecido de un solo golpe, aunque todavía tenían un nuevo comienzo bajo el nombre de FK Stroitel Slavutych. En la ciudad de Slavutych, misma que fue construida para albergar a las personas evacuadas de Chernobyl y junto con la gente también se unió el club. Durante mucho tiempo, el fútbol en Slavutych no resistió: La temporada 1987/88 fue la última que el Stroitel jugó al futbol.

Recorrido en el abandonado Estadio Avanhard