Copa América: Chile sin recambio para el futuro

 

Julio de 2007. En el estadio Toronto National Soccer Stadium, una histórica selección Sub-20 de Chile intenta alcanzar la final del Mundial de la categoría ante una vecina sudamericana, Argentina.

Una generación irrepetible con Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Mauricio Isla y Gary Medel buscaba trascender. Pero otra más potente, con  Sergio Agüero,  Ángel Di Maria, Ever Banega, Sergio Romero y Gabriel Mercado dejó a los australes en semifinales, 3-0.

La base de la Chile bicampeona de América

A la postre, Argentina quedó campeona ante República Checa y Chile, obtuvo el tercer lugar ante Austria. Y los jugadores mencionados se insertaron exitosamente en sus selecciones absolutas.

Pero hubo una diferencia notable. Esa fue la última gran generación juvenil de Chile. En 2011 volvió a clasificar al Mundial y en 2013 avanzaron al hexagonal final de la región, sin boleto a la cita global. Pero la situación empieza a preocupar:  En las tres últimas ediciones del Sudamericano Sub-20, es decir, 2015, 2017 y 2019 Chile ni siquiera pasó de la fase de grupos. En Conmebol, los tres primeros de grupos de cinco pasan a un hexagonal para buscar cuatro cupos al Mundial. Chile no pudo ni hacer eso. Estuvo entre los cuatro últimos en los últimos seis años.

Es un indicador que el recambio en Chile va a ser traumático. La selección chilena fue la que mayor promedio de edad tuvo en la Copa, con 28,6 años. Y si se mira el once de ayer ante Argentina, solo Eduardo Vargas (cumplirá 30 en noviembre), Eric Pulgar y Paulo Díaz no pasaban los 30 años.

Y si comparamos, aún hay más. Del once titular de la final de la Copa América Centenario de 2016, que Chile le ganó a  Argentina en penales, en el duelo del sábado en Sao Paulo repitieron diez. La novedad: Eric Pulgar, el rendidor mediocentro, de los mejores de la Copa. Por Argentina, solo repitieron Messi y Otamendi.

El recambio será «bien sensible e intenso para el futuro del fútbol chileno», reconocía el técnico Reinaldo Rueda, en la conferencia de prensa antes de enfrentar a Argentina. «Muchos se van a quedar en el camino después de Copa América, muchos por decisión propia, otros por el destino. Ahora es momento de analizar el futuro. No es fácil renovar la Generación Dorada».

Lee también   10 curiosidades de la Selección de Futbol de Chile

Ya se van quedando. Jean Beausejour anunció su retiro de la selección chilena a sus 35 años. Por otro lado, aparece Claudio Bravo, estelar arquero, peleándose con sus compañeros y técnico, alejado totalmente del universo de la selección. El camino a la clasificación al Mundial de Catar 2022 se ve complicado. Más, si ya se tiene el peso sobre los hombros de no haber clasificado a Rusia 2018.

El futuro inmediato podría empezar a construirse alrededor de Guillermo Maripán y  Eric Pulgar, central y mediocentro de gran actuación en la Copa. Sin embargo, son jugadores de 25 años, lo cual, tampoco es que llega savia totalmente nueva.

En el primer trimestre de 2020 llegará la primera gran prueba de la mudanza de piel: el preolímpico Conmebol. Con una selección sub-23, se verá si hay esperanza en el horizonte. Excepto el tercer portero, Yarko Urrra (22), ninguno de los 23 convocados a Brasil 2019 cumple con ese límite de edad. Los más jóvenes “en cancha” fueron de 24 y 25 años.

Hoy, no se podría hablar de transición exitosa. Los clubes chilenos no destacan en competiciones internacionales (Libertadores y Sudamericana) y eso agrava el universo de jugadores elegibles. Aparte, ha disminuido considerablemente la exportación de jugadores a ligas de nivel.

Reinaldo Rueda no se quiso arriesgar en su primera incursión oficial como DT chileno. Apenas llegado este año, se la jugó con la generación campeona de 2015 y 2016. No pudo defender el título pero alcanzó semifinales.

El tema, es que parece agotarsele la gasolina a la mejor generación austral de la historia. Y cuando arranque la eliminatoria, que son tres años duros de juegos no valdrá preguntarse ¿Y ahora qué?