Diagnóstico de la lesión de Gallese

Recientemente la posición de arquero ha cobrado cierta notoriedad debido a la carrera parejera (o disparejera) que protagonizarán en el Real Madrid Thibaut Courtois y Keylor Navas. En otro lado más surrealista del mundo un arquero quizá del mismo nivel que estos dos sufre una lesión tiempo después de que su casa literalmente explotara; este no es otro que Pedro Gallese, quien se mantendrá fuera de actividad entre 10 y 13 días.


¿Qué lesión sufrió Gallese entonces?

De acuerdo al reporte médico extendido por el servicio médico de los tiburones rojos, Pedro presenta una distención muscular y tendinitis en la región del glúteo mayor. Misma lesión tuvo lugar durante un entrenamiento el miércoles pasado y lo mantendrá alejado del arco en la jornada 4 donde visitarán al Puebla.

¿Qué es una tendinitis?

La tendinitis es la inflamación de un tendón (no shit Sherlock) debido a diferentes causas, entre las cuales podemos identificar como las más comunes: traumatismo, hiperabducción y ejercicio excesivo o repetitivo. Es una lesión relativamente común en corredores o quienes practican deportes que implican diversas series de movimientos repetitivos como aerobics, step o zumba. Evidentemente no se trata de que por las noches Gallese tenga su escuela de zumba peruano, si no seguramente de algún mal movimiento durante el entrenamiento específico de su posición, específicamente los movimientos de abducción de la cadera, pues los músculos glúteo medio y glúteo mayor son los principales encargados de estos movimientos. La tendinitis es pues, la precursora de las roturas de fibras musculares y en casos crónicos puede condicionar la formación de calcificaciones.

¿Qué síntomas tiene?

Se manifiesta con un dolor regional, en este caso localizado a la región glútea que produce molestias al andar, sentarse, subir y bajar escaleras. Además típicamente produce dolor al dormir sobre ese lado.

Lee también   Grupo B Copa Centenario ¿Quién avanza? ¿Quién se queda?

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, es decir, no requiere más estudios que el examen que hace el médico. Pero en muchos casos, especialmente en el contexto del deporte profesional suelen hacerse estudios confirmatorios como imagen por ultrasonido o incluso resonancia magnética, esto con el fin de descartar lesiones más graves que puedan desembocar en un mucho mayor tiempo de recuperación.

1Resonancia magnética, aquí GM: glúteo mayor

 

¿Qué tratamiento y pronóstico tiene?

Los síntomas generalmente son tratados con AINEs, reposo o inmovilización, aplicación de frío y ejercicios, rara vez se utilizan corticoides inyectados que suelen ser más comunes en el contexto de una tendinitis crónica, donde en ocasiones debido a la constante fricción puede haber depósitos de calcio que requieran evacuación quirúrgica.

El pronóstico es muy bueno cuando se guarda reposo y se siguen los ejercicios de rehabilitación adecuados, generalmente el periodo de recuperación es de entre 2 a 4 semanas dependiendo de la gravedad de la lesión.

Esto fue todo en esta entrega, es una lástima que uno de los platos fuertes de la jornada como lo sería un Veracruz vs Puebla no cuente con uno de sus jugadores más importantes, yo fui el Dr. Sapiens y les deseo, para variar, una excelente semana.

Bibliografía

-A. Kingzett-Taylor,P.F. Tirman,J. Feller,V. McGann Prieto,T. Wischer,J.A. Cameron Tendinosis and tears of gluteus medius and minimus muscles as a cause of pain: MR imaging findings AJR Am J Roentgenol, 173 (1999), pp. 1123-1126


– Guía de práctica clínica de las tendinopatías. Servicios Médicos F.C.Barcelona, consultado el 10 de agosto de 2018