Egipto deber deja sin mundial a Senegal para recuperar su honor

Hay un dicho que reza: La victoria no tiene sustituto. Y en el fútbol, ese decir tiene un sentido bien claro: las derrotas son muy amargas. Egipto, siete veces campeón de la Copa de África perdió este año con Senegal la final, la cual ganó por primera vez y de entrada, era claro favorito pues tenía mejor plantel.  El viernes, campeón y sub-campeón de África se ven las caras en el primer round para definir quién va al Mundial en las eliminatorias del continente negro.

Pero  poco valió a la sociedad egipcia todos esos argumentos. Había que ganar.

Luego de la derrota, Carlos Queiroz, entrenador de los faraones, ha recibido duras críticas. Primero, por no hacer funcionar bien su equipo. Y segundo, por no potenciar a Mo Salah, la principal figura.

Expertos en el fútbol egipcio ven como un milagro que Queiroz siga adelante con la selección. De antemano se sabía que venían tres partidos importantísimos ante Senegal: la final de la Copa África, el duelo de ida de las finales africanas al Mudial en El Cairo (viernes) y la vuelta en Senegal (martes).

La prensa y el público egipcio han hecho el peor ambiente posible para su selección. “Queiroz es un necio y tenemos un jugadores que se han acomodado a su vida en Europa. Mientras, juegan con el sentimiento de toda una nación”, publicó un articulista en Kingfut, un portal internacional de fútbol egipcio y africano.

Sin embargo, desde la federación egipcia, le han dado un espaldarazo e incluso, lograron bajarle la suspensión a un partido (fue expulsado en la semifinal de la AFCON contra Camerún) y el portugués podrá estar en los dos compromisos para ir al Mundial.

Queiroz ha estado con la guardia alta. “Los periodistas (egipcios) deberían contratar expertos para que digan por lo menos con exactitud cuál sistema táctico estamos usando, porque dicen cualquier cosa”. Aparte, en Colombia, ha estallado un escándalo por declaraciones de un asistente técnico del portugués en el ciclo en Sudamérica, dejando entrever que un 6-1 sufrido ante Ecuador fue producto de un “saboteo interno”.

Salah y Mané, compañeros en el Liverpool, separados por sus selecciones

Honor egipcio

«Pase lo que pase, (a los senegaleses) se lo perdonarán. A los egipcios no”, dijo recientemente Mohamed Salah, quien quedó inmortalizado en una arenga post final donde decía a sus compañeros: “tendremos venganza en la eliminatoria”.

Precisamente, Salah sufrió una lesión con el Liverpool antes de este partido. En Egipto dicen que está completamente disponible. “Mo Salah y yo ni siquiera hemos hablado de ello», dijo hace poco en una entrevista  Sadio Mané, estrella de Senegal y compañero de Mo en el Liverpool. “Cada uno está en su burbuja, somos profesionales”.

Lee también   Tarjeta Roja: El libro que retrata el FIFAGate como una novela policial

Queiroz tiene bajas importantes: Ahmed Hegazi y Akram Tawfik están lesionados desde la AFCON. Aparte que hubo poda: Mahmoud Kahraba, Sam Morsy y Amr Warda no fueron incluidos. Tiempos de tensión.

Hace menos de dos meses Senegal celebraba ser el Rey de África

Senegal a su ritmo

Por su parte, Alou Cissé, entrenador de Senegal va a su ritmo. Tiene a Sadio Mané, su principal figura a plenitud física. También cuenta con sus principales figuras: Edouard Mendy, Kalidou Koulibaly, Gana Gueye e Ismaïla Sarr.

Solamente Ibrahima Mbaye y Joseph Lopy se bajaron de la convocatoria.

“Hoy una Copa del Mundo sin Senegal tendrá un sabor ligeramente diferente. Somos conscientes de esto; los jugadores también. Hoy saben lo que quieren para ellos, para el país. Simplemente estamos disfrutando de estos hermosos momentos”, dijo el DT Cissé.

Después de mes y medio luego de la final de la Copa Africana, Cissé hizo un “tour” por Europa para darle soporte a sus jugadores legionarios y observar posibles convocados. No hubo tiempo de amistosos. Sus colaboradores insisten que esa gira fue importante para mantener a sus dirigidos con los pies sobre la tierra y tengan un correcto enfoque para ir al Mundial.

Aparecen de nuevo como favoritos, pero ningún jugador de Senegal va afirmar esto.

Osimhem se quedó sin Copa África por Covid-19

Grandes que quedarán fuera

El sistema de clasificación a Catar 2022 es bastante cruel para África. La región se dividió en 10 grupos de cuatro selecciones (previo hubo una eliminatoria de países menores) y solo los primeros lugares de cada grupo acceden a la ronda final. Países habituales en el Mundial como Suráfrica o Costa de Marfil se quedaron en fase de grupos.

Los diez vencedores, fueron a un sorteo en el que, en una “final”, en partidos de ida y vuelta,  un equipo pasará a Catar y el otro se quedará en casa. Aparte del Senegal-Egipto, donde uno sobrevivirá, hay otros cruces interesantes.

Por ejemplo, el Argelia-Camerún.  El primero llegaba a la Copa Africana de Naciones con más de 20 partidos invictos y como campeón del evento, pero fue la decepción. Riyad Mahrez y compañía tienen  la obligación de levantar cara y derrotar a los leones, que llegaron hasta semifinales de la Copa que organizaron. Argelia no cuenta con once jugadores que estuvieron convocados a la cita continental.

Otro partido de gigantes continentales es el Ghana-Nigeria, que no tuvieron buena actuación en la AFCON. Nigeria parece tener ventaja con el regreso del goleador  Victor Oshimen.

Las otras dos llaves restantes son Congo – Marruecos y Malí-Túnez.

 

COORDENADAS

Egipto-Senegal

Viernes 25 de marzo, 1:30 p.m. (Hora CDMX)

Estadio: Internacional de El Cairo, Egipto

Senegal-Egipto

Martes 29 de marzo, 11:00 a.m. (Hora CDMX)

Estadio: Abdoulade Wade, Diamniadio (Senegal)