La Pizarra: El resurgimiento de la línea de tres.

No podemos hablar de evolución táctica en una forma lineal, como ha sucedido en el pasado. En mi punto de vista, hemos llegado a un nivel donde se han terminado las innovaciones tácticas debido a que ya no existen cambios de fondo en las reglas de juego. Sin embargo, las actuales tendencias estratégicas demuestran que la evolución es cíclica. Se recuperan conceptos e ideas con diferentes matices, siempre empezando por combatir la tendencia actual. Una de estas nuevas tendencias se hizo evidente en el mundial pasado. Hoy hablamos de la línea de tres defensiva y su resurgimiento.

INTRODUCCIÓN

El surgimiento de la línea de tres en la historia del fútbol coincidió con el primer estilo popular táctico en el mundo: el WM (3-2-2-3), aparecido a mediado de los años veinte, inventado por Herbert Chapman (Arsenal) debido a modificaciones en las reglas del fuera de juego.

línea de 3 original.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desaparece el WM a mediados de los 50’s debido a la popularización del 4-2-4 por parte de los húngaros y brasileños, dando paso a una hegemonía total de la línea de cuatro hasta que el doctor Bilardo la probó en su esquema mundialista con Argentina en 1986, lo que finalmente le daría como resultado alzar la Copa del Mundo.

A su vez el Dream Team de Johan Cryuff utilizaba la línea de tres (3-4-3) que le trajo la primera oleada de éxitos al Barcelona.

En México se vuelve tendencia con la llegada de Ricardo Lavolpe a los banquillos, innovando en el parado utilizando una línea de tres centrales y dos carrileros. (Lavolpe siempre ha defendido que él juega con línea de cinco, pero durante el desarrollo del juego el parado es muy fluido y variable, tanto que esa línea de cinco raras veces se mantiene en la cancha). Queda campeón con el Atlante, y posteriormente aquellos que fueron sus jugadores se vuelven sus alumnos propagando este estilo por todo México. (Miguel Herrera, Profe Cruz, Wilson Graniolatti, Daniel Guzmán, René Isidoro García, Raúl Gutiérrez, Sergio Bueno, Rubén Omar Romano, etc).

Años más tarde, llegaría Marcelo Bielsa al Atlas y América con su característico 3-3-1-3. Podemos decir que es el entrenador de más renombre que generalmente ha utilizado línea de tres (aunque es muy flexible dependiendo del rival y sin ningún problema utiliza cuatro defensas)

«El sistema defensivo consiste en tener un defensor más que los delanteros que presenta el rival. Siempre va a ser de ese modo.» Marcelo Bielsa

 CAUSAS DE SU DESAPARICIÓN

El razonamiento detrás de la línea de tres está en siempre tener un defensor cubriendo el espacio, un hombre libre atrás (de ahí proviene la palabra «líbero» del italiano que significa libre). Los jugadores abiertos se marcaban entre sí y en la época donde la formación 4-4-2 era tradición, este sistema funcionaba a la perfección ya que eran tres defensas contra dos delanteros (siempre existía el hombre libre) y además la versatilidad que otorga una línea de tres en las demás líneas garantizaba una superioridad numérica en la zona más importante de la cancha, el mediocampo.

El problema aparece cuando se empiezan a utilizar otro tipo de formaciones de forma más general como el 4-3-3, que hoy por hoy es el sistema más utilizado en el mundo y donde se utiliza solo a un delantero nominal (con la tendencia del “falso nueve” a veces ni siquiera hay un delantero nominal) inutilizando este parado defensivo donde habría tres defensores contra uno o ningún rival, dejando una inferioridad numérica en las otras líneas de campo y descubriendo las bandas en tiempos que los extremos son los nuevos goleadores y los hombres más peligrosos al ataque.

linea de 3 méxico linea de 3 méxico 2

  • México vs Ecuador, amistoso marzo 2015; Reyes de líbero. Línea de tres centrales contra dos delanteros nominativos.
  • Reyes al ejercer como defensor libre intercepta fácilmente el balón en profundidad rival.

 Durante una década y media, la línea de tres desapareció del panorama mundial (excepciones de Bielsa con el cual fracasó en Corea-Japón 2002 con la selección argentina y en México con la escuela lavolpista) hasta que la pasada Copa del Mundo observamos como revivía esta estrategia de mano de las selecciones de Holanda, México, Chile y Costa Rica.

Lee también   ¿Goleador?

RESURGIMIENTO

El común denominador del resurgimiento de la línea de tres está en dos centrales marcando al hombre y el defensor del centro como cobertura y los hombres a las laterales como carrileros dotados de tareas de cubrir la banda a la vez de ejercer presión en el mediocampo y apoyando en los movimientos ofensivos.  Holanda, con Van Gaal, tuvo que improvisar la línea de tres ante la pérdida de su mediocentro titular por lesión (Strootman) explicando que sus defensores no podían arriesgarse a quedar 1 vs 1 y que. al no contar con alguien de la capacidad defensiva en la contención para realizar tales coberturas, tuvo que decidirse por una línea defensiva que en la liga local había hecho un gran trabajo: la línea de tres de Koeman en el Feyenoord.

Chile ha mantenido su estilo desde que Marcelo Bielsa abandona la dirección técnica y lo sustituye uno de sus alumnos más radicales, Jorge Sampaoli. La visión bielsista del uso de la línea de tres es la presión altísima que se ejerce sobre el rival en su propio terreno, para lo que se sacrifica un hombre en la defensa y tener un mediocampista extra que ayude en esta tarea colectiva de recuperar el balón lo más lejos posible de la propia portería, evitando a toda costa que el rival llegue a ¾ de cancha contra los aislados tres defensas en inferioridad de condiciones.

Por su parte, lo visto por México en el mundial, su estrategia era concretar la amplitud de la cancha sin perder hombres en el centro del campo. Esto favoreciendo las aptitudes futbolísticas del carrilero, aquella posición natural al jugador mexicano. Layún y Aguilar hacían el trabajo de ampliar la cancha mientras los interiores hacían los apoyos desde el centro para aplicar 2 vs 1 en las bandas (Guardado y Layún vs Dani Alves, Brasil vs México, 2014).

Y finalmente, Costa Rica implementó el sistema de los tres centrales en sintonía con dos laterales formando una línea de cinco totalmente defensiva que invitaba al rival a atacar para después con una gran organización colectiva atacar a la contra con el visionario Bolaños y uno de los jugadores más rápidos del mundo, Joel Campbell logrando un gran éxito en el mundial siguiendo con la tendencia de los tres centrales atrás.

Jonathan Wilson, escritor inglés, habla de que las resurrecciones tácticas tienen lugar en años mundialistas ya que los tiempos de la Copa del Mundo son muy cortos, con tres partidos decidiendo procesos de cuatro años y que en base a eso, los directores técnicos preparan formaciones muy específicas para contrarrestar a sus rivales como lo fue el uso de la línea de tres en 2014 regresando estilos enterrados por décadas y en los cuales, los clubes comienzan a usarlos de nueva cuenta donde los más recientes ejemplos los pudimos observar con el Bayern Münich en semifinales de Champions League o los usos frecuentes del Liverpool, Manchester City o el finalista europeo Juventus.

Visualizo que este parado táctico defensivo con sus múltiples variantes se mantendrá por un largo tiempo reemplazando la rigidez de la tradicional línea de cuatro ya que garantiza una mayor fluidez táctica, una multitud de variantes con el crecimiento en importancia de los jugadores polivalentes y de los carrileros  y sobre todo, sin sacrificar la zona más importante del desarrollo del juego, el mediocampo.